+34-665 911 673 wormholepro@wormholepro.com

Publicaciones

Obituario: Roger Moore (1927-2017)

El corto Lunar

Con miles de fotografías originales de la NASA, los hermanos Christian y Wolfgang Stangl han creado un corto llamado LUNAR. Así ha sido como a partir de las imágenes de los astronautas del programa Apolo, y animándolas mediante distintas técnicas, han creado esta pequeña película

Cosmonautics Day

Fight Club (1999)

Graham Chapman y John Cleese en el rodaje de ‘La vida de Brian’(1979)

Cartel de Alien Covenant

Battlestar Galactica concept design for the supreme Cylon leader

The impossibly creepy, serpentine design for the supreme Cylon leader in the original Battlestar Galactica. He reminds me of the Skeksis from the Dark Crystal.

Imperious Leader’s design is unique among the Cylons because he was a hold over from the original concept. Originally, the Cylons weren’t going to be robots at all, but a sinister serpentine reptile race. Since Battlestar Galactica was originally conceived as having biblical parallels and was “the Bible in space” (hence Biblical names like Adama and Sheba), the Cylons were serpent aliens.

Apparently, changing the Cylons to robots was a decision made surprisingly late in pre-production, when Imperious Leader had already been built. The finished Cylons still seem like vaguely Biblical enemies, but in a New Testament mold: they look Roman, and are called “Centurions.”

Richard Hatch, Apollo en la original Battlestar Galactica y Tom Zarek en la moderna, falleció a los 71 años 

Timelapse de la Tierra

Cómo empezar a ver cine clásico

Si queréis empezar a ver cine clásico para haceros los guays en reuniones con amigos nada mainstream, o citar todas las referencias cinematográficas de La la land en el cine antes de que tus colegas te enseñen el vídeo comparativo… 

El hombre en el interior del Xenomorph

Bolaji Badejo aterrizó en Londres para estudiar diseño gráfico. Nanural de Lagos, Nigeria, Badejo tomaba una cerveza en el mismo pub donde Peter Archer, director de producción de la película dirigida por Ridley Scott entró a por otra, desesperado ante la dificultad de encontrar un actor capaz de enfundarse el traje de su principal protagonista en «Alien», el del propio monstruo.

Allí estaban: dos metros y dieciocho centímetros de esquelético estudiante, ideales para ser el alma del Alien de Scott. Morfología casi única, de larguísimas piernas de este hijo de etíopes que, en realidad, jamás volvió a trabajar en el cine.

En parte porque el diseño del extraterrestre daba para pocas alegrías, calor y claustrofobia a partes iguales, costillas reales de animales muertos golpeando el cuerpo y trozos de preservativos para los labios y la mandíbula retráctil del monstruo.

Hasta que hallaron a Badejo, Scott se había recorrido buena parte de los equipos de baloncesto del planeta para encontrar a alguien para hacer el papel. Estaban al borde de tirar la toalla y modificar el disfraz. Una vez incorporado, el estudiante hubo de hacer alguna clase de interpretación y, aunque fue el único actor capaz de enfundarse el traje completo, no es él el que interpreta al monstruo en la mayoría de las escenas, toda vez que en buena parte de ellas solo es un brazo o la cabeza lo que aparece en pantalla, lo que no requería de su extraordinaria altura y fisonomía.

Bolaji falleció, y su muerte dio para alguna especulación. Como la que corrió durante años sobre su negativa a trabajar más en el cine tras la mala experiencia dentro de aquel traje. Pero lo cierto es que él mismo dijo en una entrevista a Cinefantastique que «si llega otra película» sus estudios podían quedar aparcados sine die.